Se acerca el invierno y ya vamos pensando en cuántas escapadas a la nieve vamos a poder hacer, pero… ¿Has pensado qué nos espera este invierno? ¿Nevará? ¿Tendremos bien blancas las pistas…?

Entrados en el otoño, ya se han hecho los primeros modelos estacionales y las interpretaciones de lo que nos espera los próximos meses, siempre teniendo en cuenta que dos detalles:

  1. Las predicciones son genéricas -no puntualizan fechas concretas- y están basadas en probabilidades.
  2. A más largo plazo en la previsión, más margen de error puede haber en la lectura.


¿ERES DE LOS QUE SE MUEVEN POR LOS PIRINEOS?
Albert de Gràcia es un geólogo amante de los Pirineos y un apasionado desde siempre por la meteorología. En su web, www.meteopirineuscatalans.com, nos da las primeras pistas sobre la pregunta del millón que cada año nos hacemos por estas fechas.

Este año llevamos muchas precipitaciones y muy abundantes en gran parte del Pirineo, superando en puntos concretos la media climática de precipitación a mediados de verano, lo que demuestra la anomalía de precipitaciones abundantes de este año. Son actualmente muchos lugares de la cordillera donde la precipitación supera los 1.200 mm recogidos este 2018 y lo más excepcional: el alcance de estas abundantes precipitaciones son un hecho general en todo el Pirineo.

Así pues, estamos en racha, no nos lo puede negar nadie. Las rachas en el mundo de la meteorología son un hecho, con semanas e incluso meses en los cuales las perturbaciones nos visitan con regularidad y otras rachas donde difícilmente se acerca un pequeño frente. Casi todos los entendidos en la meteorología encuentran indicios de que esta racha puede continuar una buena temporadita más, por lo que podemos concluir con mucha probabilidad, que la situación para los próximos meses o al menos el inicio de la temporada de nieve, será movido y ¡con varias situaciones de nevadas abundantes en el Pirineo!

Según los mapas del tiempo de De Gracia, se plantea un escenario movido en el cielo, con la aparición de precipitaciones en noviembre y diciembre por encima de la media en el Pirineo, que conllevaría un inicio de la temporada de invierno con nevadas que podrían ser abundantes.

Más a largo plazo (y como consecuencia, menos probabilidad de acierto), en enero y febrero siguen las buenas noticias, porque tendríamos precipitaciones muy abundantes en el noreste peninsular, derivadas de un anticiclón escandinavo que desviaría las perturbaciones hacia el Pirineo… De Gracia matiza que este extremo era contrario apenas hace unas semanas, lo que hace pensar que esta tendencia la deberíamos coger con pinzas.

Más allá de Carnaval, al finalizar la temporada, podríamos tener precipitaciones inferiores a las medias climáticas. Parece, por lo tanto, que el invierno no se alargará tanto como la temporada pasada; en todo caso, faltan más de cinco meses y estas previsiones sí que pueden considerarse de muy baja certeza como para tenerla presente.

IMG_2363
Nevada a principios de octubre en el Pirineo aragonés. / FOTO: REFUGIO LA RENCLUSA

 

¿Y EN LOS ALPES?
En los Alpes, hasta fin de año, la previsión es que las temperaturas superen la media de temperatura, aunque eso no tiene nada que ver con las precipitaciones; habrá nevadas y en la linea de los últimos años.

Esto significa que en noviembre ya podremos esquiar en las estaciones que abran. Posiblemente la nieve no será la mejor, pero entrados en enero, y sobre todo cuando entremos en el 2019, ya iremos servidos de nieve en todos los sectores.

La evolución hasta la primavera mantendrá esta linea, ya que las temperaturas se mantendrán por debajo de la media de los últimos 30 años y algunas de las estaciones con orientaciones sur a suroeste y con cotas por debajo de los 1.700 metros sufrirán para llegar a Semana Santa, ya que en 2019 llega muy tarde (última semana de abril). Y como despedida a la temporada de esquí, dicen las (aún prematuras) previsiones que se producirán las nevadas más copiosas de la temporada.

Ahora ya sabéis un poco más lo que nos espera y, si esto se cumple, ya podemos dar saltos de alegría, porque nos aseguraríamos nieve para el Puente de la Purísima y las Navidades. Vallnord, Grandvalira, Boï Taüll, Formigal – Panticosa, Baqueira Beret, Cerler y los interminables sistemas montañosos de los Alpes… ¡Cualquiera de estas opciones es buena para ir a esquiar con Sporski!

¡Visítanos en www.sporski.com!

Escrito por:Sporski

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s